Las otras ferias


AR16_GVG_AMBIENTE-5

Del 24 al 28 de febrero hemos sufrido un resacón de Arte Contemporáneo en la Capital de nuestro país, Madrid. Galeristas, comisarios, artistas, arte para todos los públicos, ferias consolidadas y otras que son nuevas, y muchas otras actividades que conlleva ese fin de semana.

Los medios se han centrado sobre todo en ARCO, feria principal, la cual este año cumplía 35 años de actividad. Pero en este artículo vamos a comentar un poco de esas ferias que han nacido a raíz de la necesidad de los nuevos y jóvenes artistas, que no se tienen tanto en cuenta en esa macro feria y que están casi a la misma altura.

Drawing Room ha abierto su primera edición pisando fuerte en el corazón del barrio de Salamanca. Como bien indica el título de esta feria, está enfocado en el dibujo. Veinte galerías que han apostado por dos artistas cada una. Con una selección de proyectos artísticos centrada en tres líneas de trabajo, basados en la práctica dibujística de los artistas emergentes, el dibujo como campo de reflexión y la evolución del dibujo contemporáneo en China.

El dibujo caracterizado por su economía y por su sencillez, ha conseguido en la actualidad desarrollar un gran interés por los jóvenes coleccionistas, y gracias a esta tendencia se ha podido realizar una feria que está enfocada a este medio. Basada en la cercanía de los galeristas hacia el público y dejando atrás esa frialdad de la que ferias como ARCO, son bastante protagonistas. Drawing Room ha sido este año la novedad y esperamos que en las siguientes ediciones siga a la altura de esta primera, teniendo en cuenta a artistas jóvenes, otros ya consagrados, pero que siguen muy activos y descubriendo dibujantes innovadores de otros países.

En la zona de Alonso Martínez descubrimos tres pequeñas ferias, pero que cada año se van consolidando y van siendo más indispensables para este fin de semana lleno de arte. Hablamos en primer lugar de la Casa Leibniz situada en el antiguo Palacio de Santa Bárbara. Un compendio de varias galerías de arte de Madrid, que apoyan a los artistas emergentes situados en la ciudad y que buscan un espacio fuera de la banalidad de las Ferias de Arte Contemporáneo. Indagando en este espacio que lleva al dialogo entre artistas plásticos y artistas literarios, siendo cada recoveco del palacio un buen lugar para descubrir de que nos habla cada artista.

premio FIBICC-RAF es Noelia Villena de Galería Artizarpremio FIBICC-RAF – Noelia Villena – Galería Artizar

Sin salir de la zona encontramos Room Art Fair, que este año ha celebrado su 5º aniversario, siendo su sede el Hotel Petit Palace Santa Bárbara. Dos plantas repletas de propuestas de galerías y artistas de todas partes del mundo. La dinámica de esta particular feria consiste en el uso de las habitaciones de este hotel como espacio expositivo, creando un vínculo muy cercano entre el artista y el visitante, ya que las habitaciones al ser un lugar de pequeñas dimensiones, ayuda al público a preguntar por la obra. En el periodo expositivo también se ha realizado un programa adyacente con actividades relacionadas con el video, la música, talleres que impartían los artistas, charlas, seminarios, etc.

En la misma línea y también por Alonso Martínez encontramos We Are Fair, su sede es el Hotel EXE Central 4*, donde su propuesta es innovadora ya que en vez de utilizar las habitaciones como espacios expositivos, los utiliza como espacios de presentación creativa de los artistas. Nos muestra galerías jóvenes e innovadoras donde lo que es importante no es el espacio sino la creación que nos brinda el artista presentada en el hall del hotel.

Ya dirigiéndonos hacia el barrio de Malasaña descubrimos una particular manera de ver y apreciar obras de arte fuera de un espacio convencional, como puede ser una galería de arte.

Estamos hablando de la cuarta edición de Franqueados 0.16, un circuito a través de los escaparates de los negocios que se pueden encontrar en este singular barrio. Una manera amena, divertida y barata de descubrir y apreciar el arte de nuevos y jóvenes talentos, que no tienen una galería donde exponer su obra. Una veintena de espacios donde los artistas dan a conocer su trabajo, y que el público puede apreciar mientras realiza sus compras.

Art-Madrid-41

Por otra parte encontramos JUST MAD’16 y Art Madrid una de las edición más vagas que ha tenido. Poca innovación por parte de los galeristas y más de lo mismo por parte de los artistas. Una edición en la que ha escaseado el riesgo por parte de los organizadores y de las galerías en general. Siendo este año un fracaso con respecto a las nuevas ferias que no están tan consolidadas como estas y ARCO, pero que consiguen que el público compare y este se adapte a los intereses personales.

Esperando que el próximo año tenga más visibilidad el arte urbano de este país y que sigan promoviendo con gran éxito a los artistas y las galerías jóvenes, haciendo hincapié no solo en ARCO sino también en las nuevas e innovadoras ferias, apostando cada vez más por lo nuevo y también, ¿porque no?, en aquellos artistas que tienen un poco más de experiencia y que no han dejado de ser novedad.

Sin título-2

Elena Marrero Betancor.
Museóloga y Freelance Art Blogger